La continua capacidad de reinventarnos y seguir creando, de proyectarnos mirando al futuro con respeto al prójimo y al entorno, han sido los pilares que nos impulsan a trascender más allá de los negocios.

 
Para contar nuestra historia es necesario remontarse a 1957, año en el cual fue fundada en la ciudad de Arequipa, Perú, la compañía Patthey & Corzo, Empresa dedicada a la exportación de fibra de alpaca y primera piedra de lo que hoy es el Grupo Inca.
 
Sus fundadores, don Francis O. Patthey, de nacionalidad suiza, residente en Arequipa y don Hugo Corzo Morales, natural de Mollendo, eran además de grandes amigos y aficionados al golf, dos convencidos promotores de las virtudes de la fibra de alpaca, que con visión emprendedora y gran perseverancia, lograron comercializarla con éxito, principalmente en mercados de Europa, Estados Unidos y Asia.
 
En 1965 se dio el salto a una nueva etapa con la formación de la Cía. Textil Peruano Suiza S.A., hoy denominada Inca Tops, cuyo objetivo primordial era agregarle valor a la fibra de alpaca para convertirla de insumo en fino hilado.
 
El cambio de los mercados motivó aún más a nuestros fundadores a seguir impulsando el desarrollo de la industria textil peruana. Es así, que a inicios de los años 80 se crean Cóndor TIPS e Industrial Tumi, empresas dedicadas a la fabricación de telas y chompas respectivamente. Hoy fusionadas, forman Incalpaca TPX, que además administra la cadena de tiendas Kuna.
 
Mientras el país vivía la crudeza del terrorismo y el deterioro de su economía a finales de los 80, el Grupo Inca insistía tenazmente en encontrar oportunidades ante la adversidad, fortaleciendo las empresas ya creadas, e iniciando nuestro sostenido crecimiento en el rubro agroindustrial, conformando Agroinca PPX para la producción de frutas y colorantes naturales, y Kero PPX para la producción de cueros y guantes especiales. Con la gran experiencia adquirida en el giro agroindustria durante casi 3 décadas, recientemente se ha fundado la empresa Pachamama Gourmet, la cual se dedica a la producción de alimentos procesados para el mercado local y el de exportación.
 
Regresando a comienzos de los años 90 y pese a lo difícil que fue para el Perú esa época, el Grupo Inca mantuvo intacta la fuerza innovadora, generando más puestos de trabajo y dinamizando la golpeada economía desde el sur del país; lo cual hemos continuado haciendo, logrando así dar origen a  compañías de servicios como Inti Raymi, que desde hace más de 20 años presta servicios de asesoría contable, tributaria, legal, propiedad intelectual, entre otros, a las empresas del Grupo Inca así como a terceros. Seguidamente, y ya vislumbrando el crecimiento económico del Perú, se invirtió en el sector financiero, creándose Collagua Inversiones y Desarrollo, la misma que luego de varios años se convirtió en la Caja Rural de Ahorros y Créditos Incasur (Caja Incasur), con la idea de atender no sólo las necesidades financieras de los trabajadores del Grupo Inca, sino también de la población de la Región.
 
Recientemente hemos incursionado en el rubro inmobiliario, a través de la compañía Carmen Inmuebles, la cual se encarga de administrar algunas propiedades del Grupo Inca; hasta la fecha ha  desarrollado el proyecto NAVE que consiste en el alquiler de amplios y modernos depósitos sobre un terreno de 10,000 m2.
 
La globalización consolidó nuestro gran sueño: hacer que los tesoros del Perú sean conocidos y admirados por el mundo. De este modo, incursionamos en el sector turístico, invirtiendo en el proyecto hotelero Colca Lodge, impulsando así el turismo hacia el Valle del Colca; luego, se sumaría a esta iniciativa el Museo de Yanque en la misma zona y posteriormente la agencia de viajes Colca Explorer. Ya a finales de los noventas nace la empresa Amazonas Explorer, enfocada hacia el turismo de aventura en la ciudad de Cusco.
 
Después de algunos años surgió El Ekeko Negocios, compañía encargada de administrar los restaurantes y el centro comercial de artesanías de alta calidad en Arequipa, bajo la marca El EkekoY hace muy poco tiempo, en el año 2015, el Grupo Inca ha incursionado en un interesante proyecto: el Museo del Café, a través de la empresa denominada Café Altoandino; el cual no sólo es un museo para los amantes del café, sino también un Restobar ubicado a media cuadra de la Plaza de Armas de la ciudad imperial de Cusco.
 
Sin embargo, nunca nos descuidamos de nuestro origen: la fibra de alpaca. Es así, que luego de años sumergidos en la búsqueda de un gran espacio que reúna las condiciones climáticas adecuadas, en el 2003 encontramos el lugar ideal para la creación del primer centro de recuperación genética de la alpaca. Se trata del Fundo Pacomarca, “La Tierra de las Alpacas”. Ubicada en el departamento de Puno, representando el mayor proyecto de desarrollo e investigación para la mejora de la crianza de esta valiosa especie. Actualmente, Inca Tops se encarga de llevar a cabo este importante programa.
 
Durante estos años también hemos impulsado la cultura, organizando concursos fotográficos y publicando libros como “Descubriendo el Valle del Colca“, “El Paraíso Amazónico del Perú: Manú”, “Oro de los Andes”, “Donde los Andes encuentran el Amazonas”, entre varios otros.
 
La inminente llegada del siglo XXI animó la inversión. Con él vinieron nuevos emprendimientos, nuevos retos y también nuevas dificultades, convertidas con habilidad en grandes oportunidades; así podemos decir que HOY, el  Grupo Inca está inmerso en diversas actividades industriales, comerciales y culturales, manteniendo la flexibilidad y visión emprendedora, no sólo para adecuarse a las demandas del mercado, sino para adelantarse, generando oportunidades. Nuestros accionistas comparten esta filosofía de gestión forjada en más de 50 años de innovación y constante cambio, junto con el inmenso cariño que los motiva a seguir creando bienestar para los peruanos, en permanente armonía con la naturaleza y el medio ambiente que nos rodea.